La responsabilidad del CEO en la eficiencia energética

29 DE NOVIEMBRE 2017 01:24

Todos sabemos que el consumo actual de energía no es sostenible. Que es necesario que los cambios se conviertan en parte de nuestra cultura. El dilema suele ser sostenibilidad o coste. Pero eso ya no es cierto. La tecnología avanza y los tiempos de amortización cada vez son menores. Pero también es cierto que hay muchas partes implicadas en este cambio cultural para que conlleve una implantación realista y hay que conseguir que todas se comprometan. Las principales: la normativa, los consejos de administración y el diseño.

 La normativa

Cuando todavía estamos debatiendo cómo cumplir con las exigencias del 2020 en el corto plazo, la UE ya está creando nuevos horizontes con el acuerdo de París: el 2030. Esto no debería ser un problema. Pero sí es cierto que implican un cambio de mentalidad en cuanto a que la sostenibilidad debe incorporarse en las empresas como si de otro departamento se tratara: si existe finanzas o recursos humanos, eficiencia energética debería tener sus propios objetivos y recursos en la organización. Porque la normativa irá aumentando y la ejecución de estos compromisos adquiridos en la capital francesa es prioritaria en la UE: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, promover el despliegue de las energías renovables y lograr importantes ahorros de energía para el 2030.

Los más afectados actualmente son los responsables de la renovación de edificios donde criterios económicos han primado sobre criterios de sostenibilidad a largo plazo y no ha existido durante mucho tiempo una regulación que liderase un cambio cultural. Por ello es imprescindible un cambio de mindset que priorice la eficiencia energética desde la fase inicial del diseño: la eficiencia, una vez ya está construido el edificio o fabricado el sistema, hace que los costes se disparen y económicamente sea inviable para el decisor.

Las renovaciones y rehabilitaciones son los mayores consumidores de energía: El comercio mayorista y minorista es el 25% del total del consumo de energía en iluminación, calefacción y refrigeración de la UE.

Otro de los focos principales es el sector de la construcción, que representa el 40% de la energía utilizada en la UE y el que mayores inversiones rentables puede conseguir por su potencial ahorro de energía.

El consejo de administración

Aquí, los decision makers, los Boards o Consejos de Administración encargados de liderar deben empezar a implementar estrategias que impliquen trabajar con nuevos diseños Limpios, Inteligentes y Seguros desde cero.

Los criterios de sostenibilidad han formado parte de las políticas de RSC pero esto ya no es suficiente. Los planteamientos energéticos a medio y largo plazo junto con los últimos avances tecnológicos tienen efectos en la cuenta de resultados: un ahorro real y, por tanto, un factor relevante en las políticas de inversión de cualquier consejo de administración. Merecen un departamento que gestione la normativa, la inversión y los resultados.

El Design

Y lo que las leyes no resuelven, lo debe resolver el Design, que no es Decoración. El diseño describe qué hace y cómo funciona un sistema, un aparato o una casa. Los grandes diseños cumplen dos máximas: funcionalidad y humanidad. Un buen diseñador conoce tanto el aparato/edificio que diseña como el humano que lo utilizará. Sólo este nivel de comprensión consigue la funcionalidad del aparato/edificio y su razón de ser.

Las grandes empresas, los profesionales y los consumidores deben exigir la eficiencia energética como prioridad en el diseño de lo que venden y de lo que compran. Tecnologías como la Bomba de Calor o la Aerotermia, el Sensor de Temperatura y Humedad, los Paneles solares en Spray, las LED o Lámparas de bajo consumo, los Refrigerantes sin CFC (clorofluorocarbonos) o los jardines verticales son ideas con las que diseñadores y Decision Makers deben empezar a familiarizarse, por que lideran la materialización y la concreción de soluciones delante de los retos del 2030 y demuestran la eficacia y la importancia que el diseño adquiere en la gestión y ahorro del consumo energético. Y no nos dejemos engañar: la tecnología avanza y el coste ya no es un factor determinante. El mindset sí.

AÑADIR COMENTARIO